Los Alpes franceses

Nuestro proyecto de poner en marcha una biblioteca en Farafangana (Madagascar) se está posponiendo a consecuencia de la pandemia. Es difícil poder viajar y más difícil todavía enviar todos los libros allí. Los amigos de Malaria 40 y nosotros seguimos buscando vías para hacerlo posible cuanto antes.

Ha terminado el curso escolar y hay que mantenerse en forma para cuando llegue el día de volar. Hasta ahora todos los proyectos los hemos llevado a cabo viajando en bicicleta.

Hace más de 15 años que pertenezco a un grupo de amigos a los que une la pasión por la bicicleta. Más que pasión yo diría pasiones en plural, pues cada uno vive su vínculo con este objeto de manera diferente. Para algunos representa un reto deportivo, para otros una emoción, algunos la usamos diariamente como medio de transporte… a todos nos produce gran felicidad pedalear, juntos, por lugares que devienen inolvidables.

   

Amistad y pedaleo

Somos un grupo diverso con una pasión común. Somos capaces, cada año, cuando llega el verano, de aplazar compromisos y trabajo para escapar durante cuatro o cinco breves e intensos días de amistad y pedaleo. Han sido los Pirineos, en muchas ocasiones, Sierra Nevada, La Rioja, el Matarraña, Los Ports de Beseit y este año los Alpes franceses.

Es la primera parte de un proyecto que algunos ya hicieron hace más de 20 años y que queremos continuar el año próximo hasta llegar al Mediterráneo, a Ventimiglia.

Este año hemos llevado a cabo cuatro duras etapas, con más de 6.000 m de desnivel positivo, saliendo de la ribera sur del lago Léman y acabando en plenos Alpes, al pie del majestuoso Montblanc.

Imágenes que valen más de mil palabras y el link a nuestro particular blog.

https://alps2021.wordpress.com

Como todo lo bueno, queremos compartir nuestra experiencia. No hay felicidad si no es compartida, como alguien escribió ya.